Las Relaciones Públicas están vinculadas con otra serie de ciencias como:la psicología, la sociología, la antropología, la psicología social, la estadística y la semiología.

La psicología le aporta el conocimiento individual, conductas, motivaciones, el "YO".

En las Relaciones Públicas resulta primordial conocer las inclinaciones humanas.

Motivación, personalidad y conducta son aspectos propios de la psicología que están directamente vinculados con la tarea de las Relaciones Públicas.

La sociología estudia el comportamiento de los seres humanos en sociedad y para ello tiene en cuenta dos hechos claves:

  1. La conducta de los seres humanos que muestra pautas regulares y recurrentes
  2. Las personas no son criaturas aisladas, si no que son seres sociales

El manejo de conceptos tales como roles, prestigio, grupo, grupo de pertenencia o grupo de referencia, al igual que la metodología de Investigación Social resulta imprescindible en el diseño de cualquier acción de Relaciones Públicas.

La antropología estudia el origen, las características y el desarrollo de las tribus sociales como género biológico y de las comunidades como creadoras de cultura.

Desarrolla reconstrucciones o comparaciones, atendiendo a la descripción o análisis de lo dado y orientado a la posibilidad de aplicación de los conocimientos para generar cambios culturales dirigidos a satisfacer necesidades de administraciones o gobiernos.

La psicología social intenta descubrir la relación existente entre el individuo y la sociedad, lo que no es tarea fácil porque no es posible concebir una sociedad sin personas ni una persona sin sociedad.

La estadística se refiere a los métodos que se aplican para analizar datos numéricos , modalidades o cualidades relativas a un conjunto de individuos o hechos que se observan a los efectos de describir situaciones y extraer conclusiones basadas en el análisis.

Finalmente, nos encontramos con la semiología, que es la ciencia que estudia la vida y las leyes de los signos en la vida social. Se pueden considerar tres dimensiones propias del signo:

  1. La semiótica, que es la relación entre el signo y lo que este denota.
  2. La sintáctica, que es la relación de los signos entre sí.
  3. La pragmática, que es la relación entre los signos y aquellos que los utilizan.